Si Lorca Vive

La riqueza se escondía
en las pupilas de un hombre emborrachado.
Como borra los hechizos
de un mundo herido
lamiendo el miedo con sus tres lenguas,
y su gratitud
en el lodo, donde la juventud permanece.
Nunca quiso la riqueza,
solo un beso de los cosmos
suavecito y entre sus piernas.
Pero no pudo tenerlo,
rechazando sin querer
cada caricia de las nubes
y de las galaxias.
la desnudez del rico era palpable
en las muñecas de las mujeres que se tomaban de la mano.
Aceites fueron colocados y rotados
en pieles que no esperaban amistad.
Los jueces se reunieron debajo del puente.
Con sus maletas abiertas
guardaron todo el dinero robado de la gente.
Ya no es metáfora.
Es espinas y agua caliente en el desierto.
Es la sed, y la falta de alimento.
Es el rico, que nunca quiso ser rico.
Y un suspiro que apesta a muerte
en la sala
del granjero.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s